miércoles, 30 de diciembre de 2009

ESTADOS UNIDOS TENIA DATOS DEL ATENTADO ANTES DE OCURRIR

El presidente de EE UU admite que la agencia de inteligencia no procesó correctamente los datos que advertían del peligro del nigeriano Abdulmutallab
AGENCIAS - Washington - 29/12/2009

Los medios estadounidenses subrayan hoy lo que el presidente, Barak Obama, se ha visto obligado a reconocer: que un fallo en correa de tranmisión de los datos en los servicios de espionaje e inteligencia permitió el atentado frustrado de Detroit la noche del viernes al sábado. El diario The New York Times asegura en su página web que las autoridades tenían información procedente de Yemen, antes del viernes pasado, de que líderes de Al Qaeda estaban hablando de "un nigeriano" que se preparaba para realizar un atentado. El Gobierno también tenía información sobre los lugares donde había estado Abdulmutallab y cuáles eran algunos de sus planes antes de que abordara el avión, agrega el rotativo.

Mientras tanto, la CNN ha confirmado que el padre del presunto terrorista informó a la CIA sobre las ideas extremistas de su hijo semanas antes del atentado. Hasta ahora, se sabía que había hablado por teléfono con la Embajada de EE UU en Lagos. Tuvo, al menos, una reunión con la CIA. Pero la información no salió de esa agencia encargada de combatir el terrorismo y, de haber ocurrido, no se le habría permitido abordar el avión. Estas revelaciones se producen apenas unas horas después de que Obama haya reconocido que "el sistema falló". Un día después de que Janet Napolitano, secretaria de Seguridad Nacional estadounidense, rectificara sus primeras declaraciones y admitiera fallos del sistema de vigilancia Barack se ha dirigido a la nación en un discurso desde Hawai, donde pasa unos días de descanso. En ella, Obama ha dicho que EE UU debe actuar rápido para arreglar los errores que hicieron que no se detectara a tiempo la amenaza terrorista.

Revisión de la lista de sospechosos

"Cuando nuestro gobierno tiene información sobre un conocido extremista (en referencia al nigeriano Umar Faruk Abdulmutallab) y esa información no es compartida cuando debería de serlo, y eso deriva en que ese extremista se embarca en un avión con explosivos que podrían haber acabado con la vida de 300 personas, se puede decir que el sistema ha fallado y considero que esto es totalmente inaceptable", ha dicho el presidente Obama. Según ha explicado, las "deficiencias" en el sistema impidieron que las advertencias que realizó a las agencias de inteligencia el padre de Umar Farouk Abdulmutallab fueran procesadas correctamente y, por tanto, hicieran saltar las alarmas cuando el joven se subió al avión de Northwest Airlines.

Obama ha reconocido que el nombre de Umar Farouk Abdulmutallab fue introducido en la base de datos de sospechosos de terrorismo después de que su padre, un prominente banquero nigeriano, advirtiera a EE UU de la radicalización de su hijo, pero no se incorporó a la lista de personas que no pueden viajar al país. "Las agencias de información contaban con piezas de información que podían, y debían, haber conectado", ha lamentado. Para evitar errores similares en el futuro, el presidente ha anunciado una revisión de los fallos en la elaboración y manejo de la lista de sospechosos de terrorismo que tiene el Gobierno Federal, así como en el sistema de control que se aplica a los viajeros en los aeropuertos.

Los resultados preliminares de esta primera evaluación serán entregados a la Casa Blanca el próximo jueves, ha dicho Obama, que tiene previsto estar de vacaciones hasta el domingo 3 de enero. "Es esencial que diagnostiquemos los problemas con rapidez y les pongamos solución inmediatamente", ha explicado. Ha añadido que los resultados definitivos tardarán unos meses y se ha comprometido a trabajar con el Congreso en la toma de las medidas necesarias para mejorar el sistema de seguridad aérea y protección del país.

La veda de los ataques republicanos se ha abierto tras la primera intervención de Obama, en la que reconoció que los fallos que han permitido al terrorista colar el explosivo son "inaceptables". Tras la segunda invervención, el congresista republicano Dan Burton ha denunciadop públicamente en una televisión que los datos que tenía la CIA no siguiera los cauces reglamentarios, y ha pedido abiertamente la dimisión de Janet Napolitano.

"Ella es la responsable"

"La cadena de información no funcionó. La información que tenía la CIA no se trasladó a las instancias correspondientes. Y ella (Napolitano) es la responsable", ha dicho. Los republicanos han decidido aprovechar los fallos en el sistema de seguridad para atacar al Gobierno de Barack Obama, al que acusan de débil y de haber descuidado un asunto tan importante como la seguridad nacional, y haberse dedicado en exceso a su propia agenda política. Para ello, han comenzado a relacionar estos fallos con otros incidentes ocurridos recientemente, como la matanza en la base militar de Fort Hood, e incluso con la retirada de tropas en Irak o la decisión de trasladar a los presos de Guantánamo a cárceles de EE UU.

"No saben lo que hacen", ha afirmado el congresista republicano Peter Hoekstra, miembro del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, en una carta enviada durante estos días a los contribuyentes a su campaña. "Son los mismos pusilánimes que quieren traer a los terroristas de Guantánamo aquí a Michigan", añade el congresista, que busca presentarse a la reelección. "Es una esquizofrenia política", afirma por su parte el republicano de más alto nivel en el Comité de Seguridad Nacional de la Cámara. Obama, sostiene, "parece casi avergonzado cuando habla de terrorismo".

No hay comentarios: