martes, 20 de abril de 2010

LOS OBREROS DE LA UNDECIMA HORA



TOMADO DE DIARIODEALAS97.BLOGSPOT.COM

Respuesta.
¡¡ay gotitas, apuntaste al centro del mensaje, estaba escondido y no muchos lo ven. Esto te lo revelo el Padre y no carne ni sangre!!
¿Para entender esa pequeña línea de oración tenemos que situarnos en el contexto de lo que significa la hora undécima?
La hora undécima, era las cinco de la tarde traducido a nuestro horario actual, era la hora en que se realizaba el último sacrificio expiatorio antes de que la noche cayera. Después de este sacrificio expiatorio el pueblo de Israel podía irse a dormir confiado porque Dios velaba por ellos hasta el amanecer (Salmo 127.1)
La hora "undécima" que cita el espíritu de la profecía me conecta directamente con la parábola de los obreros de la "hora undécima" de Mateo 20. Donde cinco grupos de trabajadores son llamados para trabajar en diferentes horas del día.
1- los que salieron a trabajar por la mañana (6:00am). "Pueblo de Israel".
2-cerca de la hora tercera (9:00 am-12:00pm) "Iglesia Cristiana".
3- cerca de la hora sexta (12:00pm-3:00pm) "Reforma Protestante"
4- cerca de la hora nona (3:00pm-6:00pm "la puesta del sol") "Iglesia Adventista del Séptimo Día"
(Noten en el vers 5, como se hace referencia a estos dos grupos (3 y 4) de forma simultánea, aunque son llamados en horas diferentes se les nombra a los dos de forma conjunta en el mismo verso.
5-cerca de la hora undécima (5:00pm) nadie entraba a trabajar a esta hora porque faltaba apenas una hora para la puesta del sol, pero el Dueño de la viña lo quiso así. Por lo tanto quienes somos nosotros para impedir lo que quiere hacer el patrón.
Los Obreros de la "Undécima hora" son los que salen de babilonia producto del mensaje de los 144 000, que representan al Israel espiritual porque pertenecemos a la simiente de Cristo al ser adoptados como hijos suyos por la promesa del pacto que nos hace "linaje de Abraham" según Galatas 3:29
y al ser Israelitas espirituales, tenemos entonces familia, que son los descendientes de Lot y Esaú.
Edom, Moab y los hijos de Amón (Dn 11:41) que representan a los cristianos de diferentes denominaciones que se encuentran prisioneros en Babilonia porque sus madres (iglesias ecuménicas) son hijas de la Ramera de apocalipsis 17.
¿Cuando ocurre esto?
Observen la línea argumental que nos presenta una sola cita.
"Los habitantes del mundo, bajo la conducción de Satanás, se están uniendo en atados listos para ser lanzados al fuego.
...
¡¡Unidad Mundial, gobierno mundial, Nuevo Orden Mundial. Le sigue la cita.
..
"No tenemos tiempo, ni siquiera un momento que perder. Los juicios de Dios ya están sobre la tierra, y los obstinados, los que no se quieren dejar convencer por las amonestaciones que Dios envía, serán unidos en atados listos para el fuegoSalgan los pastores y los miembros de la iglesia a trabajar en la viña. Encontrarán qué cosechar doquiera proclamen las olvidadas verdades de la Biblia. Se necesitan misioneros, hombres y mujeres. Encontrarán gente dispuesta a aceptar la verdad, dispuesta a ponerse al lado de su Maestro con el fin de ganar almas para Cristo. . .
Multitudes serán reunidas en el alfolí. Muchos de los que han conocido la verdad han corrompido su camino delante de Dios y se han apartado de la fe. Las filas raleadas se llenarán con aquellos a quienes Cristo se refiere cuando dice que acuden a la hora undécima. Hay muchos con quienes el Espíritu de Dios todavía está luchando.
El momento de los juicios destructivos de Dios será la hora de la misericordia para los que no han tenido la oportunidad de aprender la verdad. El Señor los contemplará con ternura. Su corazón misericordioso se sentirá conmovido; su brazo seguirá extendido para salvar, mientras se cierra la puerta para los que no quieren entrar. Serán admitidos en grandes cantidades los que en estos últimos días oigan acerca de la verdad por primera vez (Carta 103, del 3 de junio de 1903, al pastor Jorge B. Starr y Sra., obreros de mucha experiencia relacionados con la Hna. White tanto en los Estados Unidos como en Australia). Cada Día con Dios. 164
Ese es nuestro Zarandeo, en el momento en que Satanás está trabajando para unir al mundo, sino proclamamos las "verdades olvidadas de la Biblia" y nos unimos al mundo buscando objetivos comunes, entonces seremos atados junto con los perdidos listos para el fuego por seguir siendo obstinados y no permitir ser influenciados por el Espíritu Santo acerca del "tiempo" en que vivimos. Por eso es que el hueco que dejemos, Dios lo llenara con los que vendrán de afuera.
"Pero no hablo mis propias palabras cuando digo que el Espíritu de Dios pasará por alto a los que han tenido su día de prueba y oportunidad, pero que no han distinguido la voz de Dios ni apreciado los estímulos del Espíritu Santo. Por otra parte, en la hora undécima habrá miles que encontrarán y reconocerán la verdad." 2MS. 17
Yo oigo con horror, los que proponen cambiar el mensaje adventista y olvidarnos del "santuario", del "juicio investigador", de lo que significa"1844" y proponen reinventarnos para traer jóvenes y convertir la Iglesia en una "agencia ganadora de almas" no para Cristo, sino para copiar el modelo tele evangelistico de las iglesia denominacionales que poseen superdomos con cientos de miles de miembros para según los promotores "crecer" ($), más otras cosas, etc.
Pero Dios está observando todo, y los que se mantengan fieles al mensaje serán sellados con él Espíritu Santo, y los demás serán atados. Los que vengan, se unirán al remanente por causa de nuestro testimonio en favor de la verdad impopular.
"Los siervos de Dios, dotados del poder del cielo, con sus semblantes iluminados y resplandecientes de santa consagración, salieron a proclamar el mensaje celestial. Muchas almas diseminadas entre todas las congregaciones religiosas aceptaron la invitación, y las almas preciosas salieron apresuradamente de las iglesias condenadas, como Lot cuando salió presuroso de Sodoma antes que fuera destruida. El pueblo de Dios se fortaleció con la gloria excelsa que reposaba sobre él en gran abundancia, ayudándolo a soportar la hora de la tentación. Oí por todas partes multitud de voces que exclamaban: "Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús" (Apoc. 14: 12). HISTORIA DE LA REDENCIÓN.422
Con esto en mente elevemos un canto de acción de gracias a Nuestro Señor, por las grandes misericordias que ha hecho por su pueblo pero principalmente por la forma en que nos sigue conduciendo para establecernos en el firme fundamento de la gran "Roca" que seguía a Israel por el desierto, Cristo Jesús, el Hijo de David al cual clamaba el ciego Bartimeo como su única esperanza y salvación cuando su propia iglesia y nación lo había desechado por ser inservible.
"Esto es lo que ocurre con el pecador, que, conociendo su falta de méritos, ha entrado en la viña del Señor a la hora undécima. Su tiempo de servicio parece muy corto, no se siente digno de recompensa alguna, pero está lleno de gozo porque por lo menos Dios lo ha aceptado.Trabaja con un espíritu humilde y confiado, agradecido por el privilegio de ser un colaborador de Cristo. Dios se deleita en honrar este espíritu." (Lecciones Prácticas del Gran Maestro, pág. 365.)
"A menudo consideramos sin esperanza a los mismos a quienes Cristo está atrayendo a sí. . . En el cielo habrá muchos de quienes sus prójimos suponían que nunca estarían allí. *
Entre los redimidos habrá algunos que se aferraron a Cristo en los últimos momentos de su vida, y en el cielo se impartirá instrucción a los que murieron sin tener un conocimiento pleno del plan de salvación.*
Durante su agonía sobre la cruz, llegó a Jesús un rayo de consuelo. . . En Jesús, magullado, escarnecido y colgado de la cruz, vio al Cordero de.Dios, que quita el pecado del mundo. La esperanza se mezcló con la angustia en su voz, mientras que su alma desamparada se aferraba de un Salvador moribundo. "Señor, acuérdate de mí -exclamó-, cuando vinieres en tu reino" (Luc. 23: 42, VM). Prestamente llegó la respuesta: . . . De cierto te digo hoy: estarás conmigo en el Paraíso.
Esa fe puede estar representada por los labradores que fueron a trabajar a la hora undécima, y que recibieron igual paga que los que habían trabajado durante muchas horas. El ladrón pidió con fe, en actitud penitente, con contrición. Pidió con fervor, como si comprendiera plenamente que Jesús podía salvarlo si quería"
Maranata. 319

1 comentario:

EL CRANEO dijo...

soy el obrero de la hora undecima!