viernes, 23 de julio de 2010

Delegado holandés en la Conferencia General de la Iglesia Adventista causa revuelo al insinuar la aceptación del matrimonio homosexual

En Atlanta (Georgia, Estados Unidos) ha tenido lugar la 59° Conferencia General de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. En estas reuniones con delegados mundiales se revisa la doctrina de la iglesia y se elige al presidente mundial de esta denominación. Una de las anécdotas más recordadas será sin duda la discusión ocurrida cuando se debatía la definición de matrimonio.
La definición contenida en el manual de la iglesia dice: “El matrimonio, instituido por Dios, es una relación monógama y heterosexual”. Se produjo la propuesta de añadir las palabras “entre un hombre y una mujer” a la definición, pero esta resultó incómoda para una minoría de los delegados, en especial uno de Holanda, que declaró públicamente que la definición es alienante para los homosexuales de ambos sexos. Su propuesta fue la de cambiar a “El matrimonio es una relación monógama amante y de mutuo consentimiento entre dos adultos”. Tras escucharse ésta, se produjo un frenesí entre los delegados que hizo que muchos se dirigieran a la los micrófonos para oponerse a la medida. La propuesta fue rechazada por una amplia mayoría.

La definición aprobada finalmente fue la propuesta original. Sin embargo, el pastor John Leeman, de Vanuatu, dijo que aunque sentía que la propuesta del delegado holandés no era apropiada, “veo que hay una necesidad, hay algo que representa un llamado de atención”. El pastor del Pacífico Sur manifestó sentirse impactado por escuchar comentarios con ideas a favor de la homosexualidad en la reunión mundial de esta iglesia. Leeman añadió que: “Si su tío, su tía, su hermano es homosexual, ¿cómo los tratarían? Si ellos vienen a la iglesia, se sientan juntos y se toman de la mano, ¿qué haría usted? ¿Qué les diría Jesús?”

La Iglesia Adventista del Séptimo Día es una denominación protestante nacida en mitad del siglo XIX conocida por ser bastante conservadora. Califica a las demás iglesias protestantes como “caídas” por aceptar la adoración en domingo, y a aquellas que permiten ordenación de ministros homosexuales las ve en completo pecado. De hecho en Argentina esta iglesia apoyó las marchas en contra del matrimonio homosexual del 13 de julio, como la que tuvo lugar en la ciudad de Corrientes.

Sin embargo, existe un grupo de adventistas gays y lesbianas al interior de esta denominación llamado “Kinship”, que recuerda al grupo “Afirmación” que existe dentro del mormonismo. Ambos grupos son rechazados por la dirección oficial de ambas sectas.


Causa curiosidad que el delegado adventista que se manifestó a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo, cuyo nombre no mencionan la red noticias adventistas, provenga de Holanda, la primera nación que aprobó dicha medida en su ordenamiento jurídico y en que la igualdad legal y la tolerancia hacia gays y lesbianas están muy avanzadas.


Fuente.

1 comentario:

bella dijo...

señales de los tiempos,llamaran a lo malo bueno y viseversa,no nos escandalicemos,estas son llamadas de atencion para que veamos cuancerca esta el fin,Dios nos ayude a estar listos para el magno momento.