sábado, 13 de junio de 2009

Franciscanos piden al G8 "poner a la persona en el centro"


Mensaje de la Orden de los Hermanos Menores a los ministros de Economía
ROMA, viernes, 12 junio 2009 (ZENIT.org).- "Poner en el centro a la persona". Esta es la reivindicación que han presentado los religiosos de la Orden de los Hermanos Menores Franciscanos a los ministros de Economía del del Grupo de los 8 países más desarrollados y Rusia, reunidos en la ciudad italiana de Lecce del 12 al 13 de junio.

"La Orden de los Hermanos Menores, está presente en los cinco continentes, en 113 Países y desde siempre, con sus 15.000 miembros, está cerca de aquellos que sufren por conflictos, por abusos de distinto tipo y por desigualdades; situaciones que los diversos sistemas económicos han provocado dentro de la sociedad. A esto se añade un incesante compromiso por favorecer la utilización ordenada de los recursos del Planeta", explican los Franciscanos en un comunicado enviado a ZENIT para explicar sobre esta iniciativa.
El texto, ampliamente discutido en la asamblea de 152 representantes de los Frailes Franciscanos, reunidos en Asís para celebrar su 187º Capítulo general, propone orientaciones concretas para la construcción del bien común y la promoción de decisiones económicas y productivas respetuosas con la creación.
Como se afirma en la carta, los franciscanos comprenden los problemas y las desigualdades sociales y ambientales, pues viven en estrecho contacto con los pueblos de cada rincón del mundo y "comparten directa y concretamente con ellos su suerte".
Por esto pueden testimoniar la falta de "reconocimiento de algunos derechos inalienables de la persona humana a nivel económico, social, cultural, civil y político, entre los cuales se encuentra el derecho a la vida en todas sus etapa; a la libertad en sus múltiples manifestaciones; al trabajo y al estudio; los derechos de la mujer y de los niños; sin olvidar el problema crucial del desempleo y la falta de apoyo a las familias en dificultad".
El hombre y la creación, en la espiritualidad de san Francisco y de sus frailes, son huellas del Dios Creador y Padre, reflejo de su amor y providencia. En el centro de las propuestas enviadas se evidencian estas dos realidades, alrededor de la cuales deben girar las decisiones políticas, económicas y ambientales.
La carta ha sido entregada a la presidencia del Gobierno de Italia por Fray Michael Anthony Perry, vicario general de la Orden, por Fray Vicente Felipe Tapia, definidor general y por Fray Roberto Ferrari, ministro provincial de Lombardía.
La reunión de ministros prepara la cumbre del G8, que se celebrará en ciudad Italiana de L'Aquila, entre el 8 y 10 de julio.
Más información en http://www.ofm.org

No hay comentarios: