jueves, 6 de mayo de 2010

INACCIÓN DEL BANCO CENTRAL EUROPEO DEFRAUDA A LOS MERCADOS FINANCIEROS

La decisión de mantener los tipos en el 1% y su rechazo a tomar nuevas medidas excepcionales ahonda los mínimos del euro.- El Ibex vuelve a caer con fuerza más de un 3% en una nueva jornada de pánico
EL PAÍS - Madrid - 06/05/2010

La decisión del Banco Central Europeo de dejar inalterados los tipos de interés en el 1%, el nivel más bajo desde la puesta en marcha del euro, y su negativa a tomar más medidas excepcionales de apoyo para hacer frente a la crisis fiscal han decepcionado a los mercados. El euro, que ha ahondado sus mínimos; las Bolsas, que tras recorrer buena parte de la mañana en verde han vuelto a caer, y la deuda de los países en peor situación financiera, donde no cesa la presión de los inversores, se han resentido de la inacción del instituto emisor europeo.

El organismo internacional ha justificado que el nivel actual del precio del dinero en la eurozona es el "apropiado" para consolidar la recuperación económica, según ha afirmado su presidente, Jean-Claude Trichet; sobre todo en estos momentos en que la crisis de deuda supone una amenaza para el crecimiento, ha añadido. Aunque el BCE ha cumplido con el guión previsto hace una semana al mantener los tipos, no ha convencido a inversores y analistas, que confiaban en algún gesto a favor de Grecia y el euro. Incluso se había llegado a especular con un eventual movimiento a la baja en los tipos. Pero al final no ha habido sorpresa, algo que en una situación normal no tendría consecuencias pero que, ante la hipersensibilidad que sufren estos días los mercados, ha sido suficiente para condenarlos a una nueva jornada de pérdidas. La falta de noticias positivas tiene ya tanto poder de influencia como las malas.

En las Bolsas, que acumulan cuatro días consecutivos a la baja, las palabras de Trichet, que ha llegado a reconocer que ni siquiera han llegado a debatir una eventual compra de bonos de los Gobiernos para poner un dique ante el desbordamiento de la crisis de Grecia, la medida menos agresiva de las barajadas por los inversores, han caído como un jarro de agua fría en una sesión marcada de nuevo por la volatilidad, lo que demuestra el nerviosismo que domina los mercados. Así, tras llegar a ganar hasta un 1,7% por la mañana, el español Ibex 35 ha entrado en pérdidas y, a las 17.00 ampliaba sus descensos por encima del 3%. No obstante, hoy, Milán le ha arrebatado el dudoso galardón de ser la que más caía, ya que el principal parqué italiano ha llegado a ceder más de un 5%. En todos ellos, los bancos eran los más castigados tras las advertencias de Moody's. En el mercado de divisas, donde la moneda única lleva también varios días padeciendo la presión vendedora ante todo lo que huele a eurozona, el euro ha marcado un nuevo mínimo en 14 meses en el 1,2711 dólares.


No hay comentarios: