viernes, 21 de mayo de 2010

UE DEBATE NUEVAS REGLAS PARA SALVAR UNIDAD MONETARIA

Los ministros de la UE debaten nuevas reglas para poner a salvo la Unión Monetaria
Las dudas ante la falta de coordinación y concreción de las medidas contra la crisis prolongan las pérdidas en los principales mercados internacionales
EL PAÍS | EFE - Bruselas / Madrid - 21/05/2010

Los ministros de Finanzas y Economía de la UE estarán hoy a Bruselas para asistir a la primera reunión del grupo especial creado en marzo por la Comisión Europea para sentar las bases de una nueva gobernanza económica de la Unión con la que poner a salvo al euro de las turbulencias y el acoso de los mercados. Un ambicioso objetivo que, primero, pasa por extraer las lecciones de la crisis fiscal de Grecia y la necesidad de reforzar la lucha contra el déficit en un futuro, donde Alemania lleva la voz cantante. En el segundo punto de la agenda del día, los países miembros estudiarán los próximos pasos a dar sobre la reforma financiera tras la decisión unilateral del Gobierno de Angela Merkel de prohibir las apuestas en corto al descubierto.

El Parlamento alemán aprueba su aportación al fondo de emergencia del euro
El déficit de Reino Unido alcanza un récord de 11.500 millones en abril
Sarkozy quiere que la Constitución francesa obligue a reducir el déficit
Una reforma en medio del túnel
La noticia en otros webs


Alemania quiere anclar en las legislaciones nacionales el principio de la disciplina fiscal

La reunión de Bruselas está acaparando de forma especial la atención de los mercados, que aguardan con gran volatilidad y síntomas evidentes de nerviosismo cualquier detalle que pueda trascender del cónclave. Tras el batacazo de ayer de Wall Street, que registró su mayor caída diaria desde febrero de 2009, por el temor a que la crisis fiscal de la eurozona siga extendiéndose y cruce el Atlántico ante la evidente falta de unidad de los países europeos para afrontar los problemas, hoy las Bolsas han pasado la mañana transitando sin rumbo fijo entre el verde y el rojo. No obstante, se han decantado claramente por las pérdidas a media sesión con la excepción del español Ibex 35.

El euro, sin embargo, hoy se mantiene a buen resguardo de la incertidumbre y, de momento, se ha estabilizado en torno a los 1,25 dólares tras el repunte que registró ayer por el rumor no confirmado de posibles nuevas intervenciones de los institutos emisores a favor de la divisa europea. La mejor noticia para los inversores sería una respuesta común sobre la regulación de las operaciones en corto que contrarreste la imagen de descoordinación que ha dado la decisión unilateral de Berlín sobre este asunto.

Los mercados quieren saber los detalles

Los mercados también confían en que los ministros europeos pongan remedio a la falta de detalles sobre el fondo de emergencia de hasta 750.000 millones de euros pactado entre la UE y el FMI para ayudar a los países con problemas de deuda. La incertidumbre es la peor compañera de los mercados y los mercados no perdonan que, diez después de su aprobación, siga sin aclararse cómo se va a articular. Un primera paso a favor lo ha dado hoy el Parlamento alemán, que ha aprobado su aportación de 123.000 millones de euros al programa.

Berlín, como principal economía europea y gran contribuyente absoluto a las arcas comunitarias, dejará sobre la mesa una batería de propuestas para anclar en las legislaciones nacionales el principio de la disciplina en la gestión de las finanzas públicas y sancionar con dureza (privación de fondos estructurales y hasta de derechos de voto) a quienes los incumplan. Los nueve puntos que defenderá su ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, parten de la tesis de que "los países del euro con endeudamiento extremadamente alto o reiterados déficit excesivos constituyen una amenaza para la comunidad". El presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, acordaron ayer "una estrecha colaboración" de los dos países en la reunión de hoy.

La Comisión Europea defiende "actuar en todos los frentes", incluyendo la aceleración de los esfuerzos de ajuste fiscal o la creación de un mecanismo permanente de rescate, para garantizar la estabilidad de la eurozona en su conjunto y lograr un "euro sólido". Entre las medidas que baraja, Efe cita la creación de un bono común de la zona euro para ayudar a los países con dificultades a acceder a la financiación. El Ejecutivo comunitario eludió valorar las declaraciones de la canciller alemana, Angela Merkel, que afirmó que "el euro está en peligro" debido a la crisis de endeudamiento que afecta a Grecia y al riesgo de contagio a otros países de la eurozona.

Reforma financiera

Pero Europa no basa solo en el ajuste fiscal la lucha contra la crisis económica. Un día después de recibir críticas por proponer en solitario medidas para evitar ciertas operaciones especulativas en Bolsa y en los seguros del mercado de deuda pública, Merkel advirtió a los inversionistas de los mercados financieros que si no dan "consejos honestos" sobre la mejor manera de regular su comportamiento, los políticos adoptarán medidas.

Alemania ya ha dado pasos en este sentido al prohibir de forma unilateral las llamadas ventas a corto, lo que ha vuelto a provocar inquietud en los mercados. Merkel añadió que la aplicación de un nuevo impuesto internacional "no arruinará a los mercados financieros" y explicó que impulsará esta medida en la próxima cumbre del G-20 que se celebrará en Toronto (Canadá) en junio y que debe fijar las pautas de la reforma del sistema financiero internacional.

A su llegada a Bruselas, la vicepresidenta segunda española, Elena Salgado, ha criticado precisamente esta medida. "La decisión que se tomó en Alemania, que yo no cuestiono, no ha sido un ejemplo de coordinación", ha afirmado en línea con la opinión del presidente, José Luis Rodríguez Zapatero. Para la ministra del ramo de España, la cita de hoy debe servir para fijar el cómo y el cuándo van a trabajar a partir de ahora los socios europeos "para que las decisiones sean compartidas".

El Parlamento alemán aprueba su aportación al fondo de emergencia del euro
El Parlamento alemán (Bundestag) ha aprobado hoy con holgura la aportación de 123.000 millones del Ejecutivo de Angela Merkel al fondo millonario de emergencia por hasta 750.000 millones para ayudar a países del euro con problemas de deuda. La Cámara Baja ha sacado adelante el proyecto con los 319 votos a favor de los partidos que forman la coalición de Gobierno, 73 en contra y 319 abstenciones.

La oposición socialdemócrata (SPD) y verde había anunciado anteriormente su intención de abstenerse, mientras La Izquierda rechazó el paquete de rescate del euro, del que las tres formaciones criticaron no conocer con detalle su contenido. La ayuda ha recibido también la aprobación definitiva en la Cámara Alta horas después.

El déficit de Reino Unido alcanza un récord de 11.500 millones en abril
La deuda pública de Reino Unido aumentó en abril pasado la cantidad récord de 10.000 millones de libras (unos 11.500 millones de euros), según datos divulgados hoy por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS, siglas en inglés). El pasado año durante ese mismo mes, se registró una deuda estatal de 8.800 millones de libras (10.112 millones de euros).

No obstante, la cifra correspondiente al mes pasado no es tan mala como la que habían temido los analistas de la City (centro financiero de Londres), que calcularon la deuda pública subiera 10.900 millones de libras (12.500 millones de euros). La oficina de estadísticas también ha revisado a la baja el endeudamiento del Estado correspondiente al año 2009-2010 al cifrarlo en 156.100 millones de libras (179.298 millones de euros) frente a los 163.400 millones de libras (187.682 millones de euros) del año anterior.

La ONS también indicó que el total de la deuda del Estado es de 893.400 millones de libras (1.027.231 de euros), lo que equivale al 62,1% del Producto Interior Bruto (PIB). El nuevo Gobierno de coalición formado por conservadores y liberaldemóratas contempla la reducción del déficit como objetivo prioritario en su programa.

No hay comentarios: