sábado, 22 de agosto de 2015

El mayor tribunal de EE.UU. preparado para una ley dominical

Tomado de www.navegandodelpasadoalfuturo.net

La Corte Suprema de los Estados Unidos de América es el tribunal de mayor rango existente en los Estados Unidos de América. Como tal, la Corte es la cabeza del Poder Judicial de los Estados Unidos. La Corte se compone de un juez presidente y ocho jueces asociados, que son nombrados por el presidente de los Estados Unidos y confirmados mediante el «consejo y consentimiento» del Senado de los Estados Unidos. Los jueces nombrados del tribunal sirven de por vida y sólo pueden ser destituidos por el Congreso mediante un proceso de impugnación. Los jueces pueden renunciar a su cargo por voluntad propia. Ningún juez ha sido removido de su cargo, aunque muchos se han retirado o renunciado. La Corte Suprema es la única corte establecida por la Constitución de los Estados Unidos. Todos los demás tribunales han sido creados por el Congreso. La Corte posee la facultad de revisión judicial y la facultad de declarar inconstitucionales leyes federales o estatales y actos de los poderes ejecutivos federal y estatales. Sus decisiones no pueden ser apeladas. Fuente. Fuente foto.
Como los papas del Vaticano, los jueces de la Corte Suprema de los EE.UU. sirven de por vida, pudiendo renunciar a su cargo por voluntad propia. Y tal como al obispo de Roma asignaron infalibilidad, también las decisiones de los jueces de la Corte Suprema no pueden ser apeladas.
Los Estados Unidos comenzaron su historia como una nación protestante. “Al momento de la Guerra de Independencia de los Estados Unidos [entre 1775 y 1783], los católicos conformaban menos del 1% de la población de las Trece Colonias.”  Recuerde el tema 44 de mi seminario.
Es por eso que todos los primeros 24 jueces de la corte suprema, desde 1789 hasta 1836 eran todos protestantes de diferentes denominaciones. En 1836 se nombró por primera vez un juez católico a la corte suprema. Los siguientes 29 jueces de la corte suprema, desde 1837 hasta 1894 eran nuevamente todos protestantes de diferentes denominaciones. En 1894 se nombró por segunda vez un juez católico a la corte suprema y cuatro años más tarde, en 1898, por tercera vez un juez católico. En esa época hubo entonces por primera vez dos jueces católicos que sirvieron juntos durante 23 años en esa institución hasta que en 1921 falleció el primero de ellos. El segundo falleció cuatro años más tarde. Los siguientes 9 jueces nombrados fueron nuevamente solo protestantes de diferentes denominaciones hasta 1916, cuando se nombró el primer juez judío a la Corte Suprema. Los siguientes 3 eran nuevamente protestantes. En 1923 se nombró el cuarto juez católico. Los siguientes 3 eran nuevamente protestantes. Y en 1932 se nombró por segunda vez a un judío, seguido por dos protestantes, un tercer judío y otro protestante. Entonces en 1940 se nombró por quinta vez a un juez católico. Los siguientes seis nombramientos eran nuevamente de protestantes. En 1949 se nombró al sexto juez católico, seguido por dos protestantes. En 1956 se nombró al séptimo juez católico. Los siguientes tres eran protestantes, seguido por dos judíos en 1962 y 1969. Desde entonces hasta 1975 se nombró 8 jueces protestantes. Fuente.
En total hasta aquí, desde la fundación de la Corte Suprema en 1789 hasta 1975, abarcando 186 años de historia de EE.UU.:
90 jueces protestantes (88.2%)
7 jueces católicos (6.9%)
5 judíos (4.9%)
A medida que fue pasando el tiempo, la demografía religioso cambió en los EE.UU. y la religión católica romana llegó a ser la denominación cristiana más grande de esa nación como vimos en los temas 48 y 111 de mi seminario.
La Corte Suprema actual de los EE.UU. desde 1986 hasta 2015, abarcando los último 30 años de la historia de EE.UU.:
En 1986 Ronald Reagon nombró a Antonin Scalia (Católico Romano)
En 1988 Ronald Reagon nombó a Anthony Kennedy (Católico Romano)
En 1991 George H. W. Bush nombró a Clarence Thomas (Católico Romano)
En 1993 Bill Clinton nombró a Ruth Bader Ginsberg (Judía)
En 1994 Bill Clinton nombró a Stephen Breyer (Judío)
En 2005 George W. Bush nombró a John G. Roberts (Católico Romano)
En 2006 George W. Bush nombró a Samuel Alito (Católico Romano)
En 2009 Barack Obama nombró a Sonia Sotomayor (Católico Romano)
En 2010 Barack Obama nombró a Elena Kagan (Judío)
Fuente
6 jueces católicos (66.7%)
3 jueces judíos (33.3%)
0 jueces protestantes (0.0%)
Fuente
!Por primera vez en la historia de los Estados Unidos de América no hay ni siquiera un juez protestante en la Corte Suprema de esa nación ex protestante! Los últimos cinco presidentes de esa nación decidieron nombrar solo a católicos (6) o a judíos (3). Los republicanos Reagon y Bush (padre e hijo) nombraron solo a católicos. Y los demócratas Clinton solo a judíos y Obama a una católica y una judía. Fuente. Estudie la profética “alianza bestial” entre los EE.UU. y el Vaticano, descritas en los temas 45 y 46.
Como vimos en los análisis anteriores, en toda la historia de la Corte Suprema (226 años hasta ahora) hubo en total 77 años sin ningún católico en la Corte Suprema. En total, durante otros 77 años, hubo siempre solo un católico en la Corte Suprema. En total durante 28 años hubo dos católicos en la Corte Suprema. En los últimos 30 años observamos un crecimiento progresivo de presencia católica en la Corte Suprema de los EE.UU. Durante 16 de estos último 25 años hubo 3 católicos en la Corte Suprema, entonces durante un año 4, durante tres años 5 y durante los últimos seis años 6 católicos en la Corte Suprema.
El 26 de junio 2015, la Corte Suprema de EE.UU. (ahora mayoritariamente católica) aprobó el matrimonio homosexual en todo el país. Fuente. De esta manera esa nación, que comenzó como una nación cristiana protestante basada en la palabra de Dios, terminó de caer bajo control católico en la “sodomía”, condenada en las Sagradas Escrituras como pecaminosas relaciones sexuales contra naturaleza. Vea las “noticias proféticas” al respecto. Para conocer la cronología de la decadencia moral en los EE.UU. y sus “leyes de sodomía” vea este enlace.
¡El escenario histórico de los Estados Unidos de América esta listo para que esa nación acepte la ley dominical romana papal! Aunque algún protestante recurra a la Corte Suprema de esa nación para que se revise esa ley romana, no encontrará apoyo, porque no habrá oposición de parte de esa máxima instancia judicial por causa de su mayoría religiosa católica. ¡Porque en la misma Corte Suprema de los EE.UU. ya no hay nadie (ningún protestante) quien pueda “protestar” en su seno contra las imposiciones religiosas de Roma papal!
En un cercano futuro esa nación eliminará la “separación de Iglesia y Estado” (de la primera enmienda de la Constitución de los Estados Unidos) y se dará la bienvenida al retorno de la Edad Media, en la cual la Iglesia Católica Romana dominó la política y el derecho; imponiendo sus dogmas y tradiciones. Para entender esto; estudie los temas 42 al 48 y 111 al 113 de este seminario.

No hay comentarios: