martes, 25 de mayo de 2010

LA BOLSA Y EL EURO CAEN POR DUDAS SOBRE RECUPERACIÓN DE LA ZONA EURO



El Ibex cae un 3,05% y marca su nivel más bajo del año, aunque logra mantener por poco los 9.000 puntos.- La prima de riesgo de España se acerca a sus máximos

ÁLVARO ROMERO - Madrid - 25/05/2010
 
Observar hoy las pantallas de los principales mercados -Bolsas, euro y deuda soberana- provocaba cierta congoja ante el resultado uniforme que arrojaban los gráficos: mucho rojo, fuertes descensos y quebradas en caída libre marcando nuevos mínimos. Este escenario, resultado de una conjunción de malas noticias a la que hoy se ha sumado elconflicto entre las dos Coreas y los problemas en el sector financiero español, solo permite llegar a una conclusión: que el pánico y los nervios ante todo lo que huela a euro y déficit ahuyenta a los inversores. En los parqués, la incertidumbre se ha traducido en una fuerte caída del sector financiero y la vuelta de los principales índices a los niveles más bajos del año; en las divisas, en un acelerón en la tendencia bajista de la moneda única al mismo tiempo que en los mercados secundarios de deuda, la prima de riesgo de España se acercaba a sus máximos de principios de mes.
En la Bolsa española, el Ibex 35 ha acabado la sesión con un descenso del 3,05%, lo que le ha llevado a su nivel más bajo al cierre en lo que llevamos de año y de los últimos doce meses con 9.004 puntos. Aunque podía haber sido peor, ya que a media jornada ha llegado a caer más de un 5% marcando un mínimo intradía en 8.818 enteros. Con todos sus valores en rojo, las cotizadas que más han caído han sido las financieras, sobre todo el banco Popular, que se ha situado al frente de las pérdidas con un recorte del 5,34%. El BBVA se ha dejado un 4,48% y otro 3,93% ha bajado el Santander, cuyo peso conjunto en el selectivo supera el 30%. Otros valores importantes del índice como Telefónica, Iberdrola y Repsol han registrado caídas de entre el 2 y el 3,5%. En lo que va de año, el Ibex ha perdido casi un cuarto de su valor.
En el resto de Europa y con Wall Street por debajo del nivel psicológico de los 10.000 puntos por primera vez desde principios de febrero, las principales Bolsas han caído, en el caso del Dax alemán, hasta los mínimos de principios de marzo. No obstante, Londres, París y Milán han regresado a los niveles que tenían en otoño, por lo que respecta al FTSE 100 londinense, o el pasado verano para los parqués de Francia e Italia. Al cierre, Francfort ha cedido un 2,34%, Londres un 2,54%, París un 2,90% y Milán un 3,40%. En todos ellos, al igual que en España, el sector más castigado ha sido el financiero.
Las razones que exponen los analistas para explicar este nuevo correctivo no varía mucho de las que están detrás de los descensos de las últimas semanas y que, por orden cronológico se pueden resumir en: la crisis fiscal que se ha contagiado por Europa tras el desbordamiento de los problemas de deuda en Grecia, la falta de consolidación fiscal, las dudas sobre la capacidad de los Estados de poner en marcha sus recortes, el riesgo de que se extienda a otras economías, la falta de coordinación y, finalmente, la posibilidad de que los reclamados planes de ajustes lasten la recuperación económica. "Estamos en una fase de plena incertidumbre", ha señalado desde Inversis su director general, Juan Luis García Alejo.
Clima de pesimismo
Noticias como la crisis entre las dos Coreas o la intervención de Cajasur son "elementos que ayudan a reforzar el clima de pesimismo", ha añadido García Alejo al tiempo que ha comentado que la aparición de la entidad cordobesa en los artículos de la prensa internacional "es una causa, no un efecto" de la crisis y que debido al escenario de dudas y aversión al riesgo existente cualquier detalle cobra interés. "Cuando el mercado se pone a apretar, lo hace de forma muy dura", ha explicado en relación a la volatilidad e hipersensibilidad que están mostrando los inversores y que convierten cualquier signo de un futuro empeoramiento de la situación en fuertes descensos. Y viceversa.
Pero hoy ha tocado caer y deshacer posiciones, sobre todo en la banca. En el análisis que hacen los expertos sobre este extremo también se incluye la posibilidad de que el Banco Central Europeo (BCE) retire hasta 26.500 millones de euros de liquidez del mercado durante la semana para evitar un repunte de la inflación tras la compra de bonos y las propuestas que anunciará mañana la UE para reforzar la regulación del sector. Unas medidas que a buen seguro llevarán acarreadas la necesidad de aportar más reservas a las entidades financieras.
Ante este panorama de incertidumbre y con los inversores tratando de cubrirse ante un eventual empeoramiento de la situación, la salida de papel del mercado ha llevado al euro a marcar un nuevo mínimo intradía de los últimos cuatro años en 1,21 dólares. No obstante, luego ha moderado el recorte y, a media tarde, se estabiliza sobre los 1,22 unidades del billete verde. También se ha reavivado la presión sobre la deuda española, que ha acaparado la atención fuera de nuestras fronteras por los problemas en la reestructuración del sistema financiero y la intervención de Cajasur. La salida de los bonos españoles a diez años y el aumento de la demanda de los alemanes, muy codiciados en estos momentos de volatilidad por su condición de valor refugio, han motivado un repunte de la prima de riesgo de España hasta los 155 puntos, cerca del máximo de principios de mes (164).
Antes de la apertura en Europa, las Bolsas de Asia han registrado fuertes caídas que han llegado a superar el 3% en el caso de Hong Kong, Tokio y Bangkok, mientras que los parqués de Seúl y Singapur se han quedado cerca de esa cifra.

Segura advierte de que las medidas contra la especulación "suelen ser inútiles"

El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Julio Segura, ha estimado hoy que las medidas de lucha contra la especulación de los mercados articuladas por los gobiernos, como el plan de la UE dotado con 750.000 millones de euros para defender a la moneda única, "suelen ser inútiles" y transmiten mensajes exagerados.
En su opinión, el plan de rescate "ha ayudado a tranquilizar a los mercados inicialmente, y a partir de ahí el comportamiento es el vivido en las últimas semanas". Segura, que ofreció una rueda de prensa tras comparecer en el Congreso de los Diputados para presentar el informe anual de la CNMV del ejercicio 2009, ha dicho que le preocupa "un poco" que ante comportamientos puntuales de alta inestabilidad en los mercados se tomen medidas.
"En primer lugar porque suelen ser inútiles y, en segundo, porque transmiten un mensaje que implica dar mucha más importancia que la que realmente tienen los fenómenos", argumentó el presidente del organismo supervisor de los mercados.

No hay comentarios: