domingo, 28 de febrero de 2010

SE REBAJA ALERTA DE TSUNAMI EN JAPÓN

AÚN ASÍ ALGUNOS CONTINÚAN EN ALERTA

La Agencia Meteorológica de Japón ha rebajado este domingo la alerta que había emitido en la zona nororiental del país desde "gran tsunami" a "tsunami", lo que advierte del peligro de olas de hasta dos metros. Nueva Zelanda y los países del Pacífico Sur también han rebajado la alerta.




    2010-02-28
    EFE

    La alerta de "gran tsunami" se había activado este domingo hacia las 09.00 hora local (00.00 GMT) ante la posibilidad de que olas de tres o más metros llegaran a tres provincias de la isla de Hontsu (la principal de Japón y donde se encuentra Tokio), donde se ordenó evacuar a 320.000 personas.

    Hasta el momento, las mayores olas llegadas a esa zona han sido de 1,45 metros, según la Agencia Meteorológica, que por ahora no ha informado de daños. La alerta naranja está ahora en vigor en toda la costa oriental de Japón, mientras que en algunas zonas de la costa occidental se mantienen las precauciones por la posible llegada de olas de 0,5 metros.

    La de "gran tsunami" ha sido la mayor alerta emitida por Japón desde 1993, cuando un terremoto de 7,8 grados en la escala de Richter sacudió la isla de Okushiri, en Hokkaido (norte). En mayo de 1960 murieron 140 personas en las costas de Hokkaido y Sanriku a causa de un tsunami provocado por un seísmo de 9,5 grados en Chile.

    Nueva Zelanda y los países del Pacífico Sur rebajaron también este domingo la alerta de tsunami en sus costas después de que considerasen que había pasado la amenaza más grande de las olas gigantes causadas por el seísmo.

    El Ministerio de Defensa Civil de Nueva Zelanda indicó a la población que el peligro no había pasado del todo porque el fenómeno, con olas de hasta 40 centímetros, puede prolongarse hasta el lunes. Olas de metro y medio de altura han llegado hasta las costas neozelandesas sin causar víctimas, porque las autoridades se habían preparado y evacuaron a lugareños de áreas costeras en las islas Norte y Sur del país.

    Los expertos indicaron a las islas Chatman y la península de Banks todavía pueden sufrir el azote de olas de hasta tres metros, pero que en otras áreas el peligro serán las corrientes marinas y el oleaje. A Samoa (Polinesia) llegaron olas de unos 40 centímetros de altura, lo mismo que a Tahití, sin que se haya informado de víctimas.

    Las autoridades samoanas han cancelado la alerta de tsunami, después de que lo hiciese el Centro de Alerta de Tsunami del Pacífico, en Hawai (Estados Unidos). Fiyi, las islas Marshall, Nauru, Nueva Caledonia, Papúa Nueva Guinea, Islas Salomón, Tuvalu y Vanuatu son otros territorios del Pacífico que puede levantar la alarma, según el citado centro de alerta de tsunami.

    En Australia, se han cerrado los accesos a todas las playas del estado de Nueva Gales del Sur, en el este, donde miles de ciudadanos esperaban aprovechar uno de los últimos domingos del verano austral. La alerta también afecta a los estados Queensland, Victoria y Tasmania, todos en la costa oriental, aunque los expertos prevén que el tsunami llegue debilitado y sin capacidad de causar daños.

    En Filipinas, el Instituto Vulcanológico y Sismológico elevó este domingo el nivel de alerta al grado 2ante el peligro de que un tsunami llegue al archipiélago y pidió a la población especial atención entre las 13.00 y 14.30 hora local (05.00 y 06.30 GMT).

    Indicó que según sus datos "las provincias frente al océano Pacífico pueden esperar olas de al menos un metro" y señaló que el fenómeno puede durar horas. "Hay que mantenerse alejado de la costa durante es periodo. No hay que ir a ver el tsunami. Las persona que vivan en casas pegadas a la costa frente al Pacífico deben alejarse", señaló el instituto en un comunicado.

    VIDEOS DE LUCES ANTES DE TERREMOTO

    VIDEO DE TERREMOTO EN CHILE


    300 muertos y 2 millones de damnificados en Chile por un fuerte sismo
    Etiqueta: America Latina, Planeta viviente
    Paulina Abramovich
    AFP/Yahoo
    28/02/10

    Un sismo de magnitud 8,8 seguido por un tsunami, dejó en Chile al menos 300 personas muertas y 15 desaparecidas, afectó a 2 millones y destruyó 1,5 millones de viviendas el sábado, mientras Japón mantiene una alerta por un posible tsunami en sus costas.


    Una camioneta quedó bajo los escombros en Curicó



    El terremoto deja hasta el momento más de 300 muertos, informó la directora de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), Carmen Fernández.

    Poco antes, en mensaje a la Nación, la presidenta Michelle Bachelet, con tono afligido, confirmó que hay "dos millones de damnificados" en todo el país. "Fue un terremoto de gran fuerza", señaló la jefa de Estado, sobre una tragedia cuya dimensión, dijo, "aún no se puede cuantificar del todo". La presidenta señaló que sólo en 48 a 72 horas se podrá determinar la magnitud de la tragedia y que al país le aguarda "una importante tarea de reconstrucción".

    Fernández también señaló que tras el terremoto, a las 03H34 locales (06H34 GMT), el país había sufrido también un tsunami en su litoral sur. "Estamos hablando de un maremoto. Eso no tiene otro nombre", dijo. Olas gigantes entraron al casco central de la ciudad de Talcahuano, en las cercanías de Concepción, donde el mar se introdujo varios metros en la ciudad.

    Imágenes de la televisión mostraron que una embarcación quedó dentro del casco urbano. En la cercana población de Dichato, otra embarcación fue lanzada a 400 metros de la costa.

    Un tsunami también arrasó la pequeña isla chilena de Robinson Crusoe, a 700 km del continente, donde se registraron al menos cinco muertos y 11 desaparecidos.

    Las imágenes mostraban la magnitud del desastre en las zonas afectadas: puentes destruidos, edificios a punto de colapsar, decenas de construcciones dañadas, calles obstruidas por escombros, gente en la calle sin atreverse a entrar en las viviendas.

    Sobre la destrucción "estamos hablando de una cifra preliminar de 1,5 millones de viviendas afectadas", de las cuales un tercio "probablemente no se pueden habitar más", dijo la ministra de Vivienda, Patricia Poblete.

    El sismo derrumbó puentes en carreteras urbanas de Santiago y parte importante de la infraestructura de pasajeros del aeropuerto internacional de la capital chilena, cerrado durante al menos 24 horas.

    El temblor sorprendió a la mayoría de los chilenos durmiendo y muchos de ellos salieron aterrorizados a las calles. La confusión se vio agravada por el inmediato corte de luz y el colapso de las líneas telefónicas. "Se cayeron los floreros, el televisor, todo se hizo añicos y quedó regado dentro de la casa", dijo a la AFP Aída, fuera de su vivienda del norte de Santiago.

    Muchas personas se volcaron en las redes sociales de internet Twitter y Facebook para tratar de dar con sus familiares. El servidor Google puso en marcha un servicio de búsqueda de personas. "A las 3:34 AM desperté. Estaba temblando. Sin luz, con las líneas telefónicas cortadas, sin internet, ni televisión y ni una radio a pilas, mi única fuente de información fue Twitter", escribió Cony Stur. "Si alguien puede llamar a mi casa y me dé señales de que están bien se los agradecería", pide Carlos Jaque por Facebook.

    Las alertas de tsunami alcanzaron toda la cuenca del Pacífico, aunque poco a poco se levantaron, salvo en Japón. Las autoridades japonesas ordenaron la evacuación de más de 320.000 personas en el norte de la isla principal de Honshu.

    Rusia lanzó una alerta de tsunami y comenzó la evacuación de la península de Kamtchatka y las islas Sajalin, donde se esperan olas de dos metros de altura, según fuentes oficiales, aunque luego la levantó.

    En tanto, varios países y organismos se solidarizaron con Chile. "EEUU está listo para aportar su ayuda a las operaciones de rescate y reconstrucción y tenemos recursos que pueden ser desplegados si el gobierno chileno solicita nuestra ayuda", dijo el presidente estadounidense, Barack Obama.

    También expresaron solidaridad frente a la reconstrucción el FMI, el BM y el BID.

    El sismo es el segundo más potente de los últimos 20 años, tras el de 9,1 grados en la escala de Richter registrado en diciembre de 2004 en las costas de Indonesia y que desencadenó el tsunami que mató a 220.000 personas.

    Chile ya sufrió el terremoto más fuerte jamás registrado, de 9,5 grados Richter, el 22 de mayo de 1960 en Valdivia, al sur de Santiago, que dejó más de 3.000 muertos.

    El sismólogo Pascal Bertrand, del Instituto de Física de París, explica la estructura geológica del territorio en el que se encuentra Chile, país afectado por un fuerte terremoto ocurrido el sábado.

    viernes, 26 de febrero de 2010

    EE UU PLANEA VACUNAR A TODOS DE LA GRIPE AH1N1

    - Madrid - 26/02/2010

    Vota
    Resultado Sin interésPoco interesanteDe interésMuy interesanteImprescindible 4 votos
    Imprimir Enviar

    La práctica seguridad de que el H1N1 estará de vuelta en el hemisferio norte el próximo invierno (si es que acaba de irse) ha llevado a los asesores del centro de Control de Enfermedades de Atlanta (el organismo encargado de aconsejar al Gobierno de EE UU sobre temas sanitarios) a hacer una propuesta inédita: que se ofrezca la vacuna contra la gripe a toda la población de más de seis meses.

        Hasta ahora, estas recomendaciones se centraban en grupos de riesgo, pero las características de este virus han obligado a cambiarlas. Ya no se trata de un patógeno que afecte sólo a personas mayores, sino que su máxima incidencia se da entre los 19 y los 49 años, indican los miembros del Comité Asesor sobre Inmunizaciones (ACIP en inglés).

        De esta manera, los miembros del ACIP afirman que se simplificará el trabajo de los médicos, ya que no tendrán que discriminar entre los pacientes. Tampoco creen que lleve a problemas de suministro, porque calculan que el porcentaje de adultos que se vacunará pasará del 10% al 15%

        FALSO CRISTO ANUNCIA QUE SE CONVERTIRÁ EN INMORTAL EL 2012

        En un comunicado difundido en su pagina Web, José L. De Jesús Miranda afirma que su cuerpo será transformará en el año 2012 en un inmortal e incorruptible tal como lo hizo Jesús después de haber resucitado.

        Estados Unidos | Jueves 25 de Febrero, 2010 | Por Nínro Ruíz Peña



        Una vez más José Luís De Jesús Miranda lanza otra blasfemia, afirmando que hará temblar a las naciones de un supuestamente evento esperado al cual le han llamado: “el Día Glorioso de la Transformación, del cuerpo físico de Miranda que será transformado, en inmortal e incorruptible (1ra Corintios. 15:53-54), tal y como lo experimentó Jesús de Nazaret”, cita el anuncio difundido en su sitio Web.

        Esta supuesta transformación está estipulada para el año 2012, pareciera que Miranda quedó impactado con la película AÑO 2012, que habla sobre el fin del mundo. De cualquier forma, el comunicado dice que “las profecías describen, a Miranda (el cumplimiento de la Segunda Venida) donde se le daría exactamente 42 meses de autoridad para actuar, conforme a Apoc. 13:5 donde el apóstol Juan, confusamente, se refirió a él como La Bestia”.

        “De estos 42 meses diciembre 2008 a diciembre 2009 marcan el cumplimiento de 12 meses desde que se le dio poder a Miranda dejando aproximadamente 2 años y medio más de juicio sobre la Tierra”, se explica en el aviso.

        Como dice un dicho: todo mundo hace leña del árbol caído, a Miranda le pareció mencionar la catástrofe en Haití para señalar que “fue tan sólo un ejemplo de lo que se avecina durante este período de juicio. La Tierra gime ya que la generación de hoy ha vituperado y rechazado a Miranda teniendo en poco su venida”.

        “Las señales de los tiempos son claras. Miles a nivel mundial están marcados con el número de su nombre: 666. Hasta la rotación de la Tierra se ha acelerado a 66,666 mph. Todas las profecías bíblicas se están cumpliendo, aún las formulas científicas, astronómicas y numerológicas se alinean – todas apuntando al año 2012, año en el cual José Luís De Jesús, nacido en Puerto Rico (Latitud 66.6°), curiosamente cumple 66”.

        Miranda justifica que aunque esta fecha ha sido equivocadamente propuesta 59 veces a través de la historia, él es el único con la autoridad para comunicar la fecha según Hechos 17:31.

        LA RESPUESTA ESTA EN MATEO 24:12, 13, 24 Y 25 :

        "Se levantarán muchos falsos profetas, y engañarán a muchos.* "Y por el aumento de la maldad, el amor de la mayoría se enfriará. "Pero el que persevere hasta el fin, ése será salvo.

        "Porque se levantarán falsos cristos y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, para engañar, si fuera posible, aun a los elegidos."Mirad, os lo he dicho de antemano.


        jueves, 25 de febrero de 2010

        LA TORMENTA SOLAR DEL FIN DEL MUNDO

        La tormenta solar del fin del mundo
        Una llamarada solar / ABC
        Actualizado Miércoles , 24-02-10
        WWW.ABC.ES
        El escenario podría ser cualquier gran ciudad de Estados Unidos, China o Europa. La hora, por ejemplo, poco después del anochecer de cualquier día entre mayo y septiembre de 2012. El cielo, de repente, aparece adornado con un gran manto de luces brillantes que oscilan como banderas al viento. Da igual que no estemos cerca del Polo Norte, donde las auroras suelen ser comunes. Podría tratarse perfectamente de Nueva York, Madrid o Pekín. Pasados unos segundos, las bombillas empiezan a parpadear, como si estuvieran a punto de fallar. Después, por un breve instante, brillan con una intensidad inusitada... y se apagan para siempre. En menos de un minuto y medio, toda la ciudad, todo el país, todo el continente, está completamente a oscuras y sin energía eléctrica. Un año después, la situación no ha cambiado. Sigue sin haber suministro y los muertos en las grandes ciudades se cuentan por millones. En todo el planeta está sucediendo lo mismo. ¿El causante del desastre? Una única y gran tormenta espacial, generada a más de 150 millones de kilómetros de distancia, en la superficie del Sol.
        Y no es que de repente hayamos decidido alinearnos entre las filas de los catastrofistas que predican el fin del mundo precisamente para 2012. Pero lo descrito arriba es exactamente lo que pasaría si el actual ciclo solar (que acaba de empezar después de más de un año de completa inactividad) fuera sólo la mitad de violento de lo que se espera. Así lo dice, sin tapujos, uninforme extraordinario financiado por la NASA y publicado hace menos de un año por laAcademia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos (NAS). Y resulta que, según el citado informe, son precisamente las sociedades occidentales las que, durante las últimas décadas, han sembrado sin quererlo la semilla de su propia destrucción.
        «Un posible desastre»Se trata de nuestra actual forma de vida, dependiente en todo y para todo de una tecnología cada vez más sofisticada. Una tecnología que, irónicamente, resulta muy vulnerable a un peligro extraordinario: los enormes chorros de plasma procedentes del Sol. Un plasma capaz de freir en segundos toda nuestra red eléctrica (de la que la tecnología depende), con consecuencias realmente catastróficas. «Nos estamos acercando cada vez más hasta el borde de un posible desastre», asegura Daniel Baker, un experto en clima espacial de la Universidad de Colorado en Boulder y jefe del comité de la NAS que ha elaborado el informe.
        Según Baker, es difícil concebir que el Sol pueda enviar hasta la Tierra la energía necesaria para provocar este desastre. Difícil, pero no imposible. La superficie misma de nuestra estrella es una gran masa de plasma en movimiento, cargada con partículas de alta energía. Algunas de estas partículas escapan de la ardiente superficie para viajar a través del espacio en forma de viento solar. Y de vez en cuando ese mismo viento se encarga de impulsar enormes globos de miles de millones de toneladas de plasma ardiente, enormes bolas de fuego que conocemos por el nombre de eyecciones de masa coronal. Si una de ellas alcanzara el campo magnético de la Tierra, las consecuencias serían catastróficas.
        Nuestras redes eléctricas no están diseñadas para resistir esta clase de súbitas embestidas energéticas. Y que a nadie le quepa duda de que esas embestidas se producen con cierta regularidad. Desde que somos capaces de realizar medidas, la peor tormenta solar de todos los tiempos se produjo el 2 de septiembre de 1859. Conocida como «El evento Carrington», por el astrónomo británico que lo midió, causó el colapso de las mayores redes mundiales de telégrafos (imagen bajo estas líneas). En aquella época, la energía eléctrica apenas si empezaba a utilizarse, por lo que los efectos de la tormenta casi no afectaron a la vida de los ciudadanos. Pero resultan inimaginables los daños que podrían producirse en nuestra forma de vida si un hecho así sucediera en la actualidad. De hecho, y según el análisis de la NAS, millones de personas en todo el mundo no lograrían sobrevivir.
        La tormenta solar del fin del mundo
        El informe subraya la existencia de dos grandes problemas de fondo: El primero es que las modernas redes eléctricas, diseñadas para operar a voltajes muy altos sobre áreas geográficas muy extensas, resultan especialmente vulnerables a esta clase de tormentas procedentes del Sol. El segundo problema es la interdependencia de estas centrales con los sistemas básicos que garantizan nuestras vidas, como suministro de agua, tratamiento de aguas residuales, transporte de alimentos y mercancías, mercados financieros, red de telecomunicaciones... Muchos aspectos cruciales de nuestra existencia dependen de que no falle el suministro de energía eléctrica.
        Ni agua ni transporteIrónicamente, y justo al revés de lo que sucede con la mayor parte de los desastres naturales, éste afectaría mucho más a las sociedades más ricas y tecnológicas, y mucho menos a las que se encuentran en vías de desarrollo. Según el informe de la Academia Nacional de Ciencias norteamericana, una tormenta solar parecida a la de 1859 dejaría fuera de combate, sólo en Estados Unidos, a cerca de 300 de los mayores transformadores eléctricos del país en un periodo de tiempo de apenas 90 segundos. Lo cual supondría dejar de golpe sin energía a más de 130 millones de ciudadanos norteamericanos.
        Lo primero que escasearía sería el agua potable. Las personas que vivieran en un apartamento alto serían las primeras en quedarse sin agua, ya que no funcionarían las bombas encargadas de impulsarla a los pisos superiores de los edificios. Todos los demás tardarían un día en quedarse sin agua, ya que sin electricidad, una vez se consumiera la de las tuberías, sería imposible bombearla desde pantanos y depósitos. También dejaría de haber transporte eléctrico. Ni trenes, ni metro, lo que dejaría inmovilizadas a millones de personas, y estrangularía una de las principales vías de suministro de alimentos y mercancías a las grandes ciudades.
        Los grandes hospitales, con sus generadores, podrían seguir dando servicio durante cerca de 72 horas. Después de eso, adiós a la medicina moderna. Y la situación, además, no mejoraría durante meses, quizás años enteros, ya que los transformadores quemados no pueden ser reparados, sólo sustituidos por otros nuevos. Y el número de transformadores de reserva es muy limitado, así como los equipos especializados que se encargan de instalarlos, una tarea que lleva cerca de una semana de trabajo intensivo. Una vez agotados, habría que fabricar todos los demás, y el actual proceso de fabricación de un transformador eléctrico dura casi un año completo...
        El informe calcula que lo mismo sucedería con los oleoductos de gas natural y combustible, que necesitan energía eléctrica para funcionar. Y en cuanto a las centrales de carbón, quemarían sus reservas de combustible en menos de treinta días. Unas reservas que, al estar paralizado el transporte por la falta de combustible, no podrían ser sustituidas. Y tampoco las centrales nucleares serían una solución, ya que están programadas para desconectarse automáticamente en cuanto se produzca una avería importante el las redes eléctricas y no volver a funcionar hasta que la electricidad se restablezca.
        Sin calefacción ni refrigeración, la gente empezaría a morir en cuestión de días. Entre las primeras víctimas, todas aquellas personas cuya vida dependa de un tratamiento médico o del suministro regular de sustancias como la insulina. «Si un evento Carrington sucediera ahora mismo -asegura Paul Kintner, un físico del plasma de la Universidad de Cornell, de Nueva York- sus efectos serían diez veces peores que los del huracán Katrina». En realidad, sin embargo, la estimación de este físico se queda muy corta. El informe de la NAS cifra los costes de un evento Carrington en dos billones de dólares sólo durante el primer año (el impacto del Katrina se estimó entre 81 y 125 mil millones de dólares), y considera que el periodo de recuperación oscilaría entre los cuatro y los diez años.
        Por supuesto, el informe no se limita a describir escenarios de pesadilla sólo en los Estados Unidos. Tampoco Europa, o China, se librarían de las desastrosas consecuencias de una tormenta geomagnética de gran intensidad.
        Tomar precaucionesLa buena noticia, reza el informe, es que si se dispusiera del tiempo suficiente, las compañías eléctricas podrían tomar precauciones, como ajustar voltajes y cargas en las redes, o restringir las transferencias de energía para evitar fallos en cascada. Pero, ¿Tenemos un sistema de alertas que nos avise a tiempo? Los expertos de la NAS opinan que no. Actualmente, las mejores indicaciones de una tormenta solar en camino proceden del satélite ACE (Advanced Composition Explorer). La nave, lanzada en 1997, sigue una órbita solar que la mantiene siempre entre el Sol y la Tierra. Lo que significa que puede enviar (y envía) continuamente datos sobre la dirección y la velocidad de los vientos solares y otras emisiones de partículas cargadas que tengan como objetivo nuestro planeta.
        ACE, pues, podría avisarnos de la inminente llegada de un chorro de plasma como el de 1859 con un adelanto de entre 15 y 45 minutos. Y en teoría, 15 minutos es el tiempo que necesita una compañía eléctrica para prepararse ante una situación de emergencia. Sin embargo, el estudio de los datos obtenidos durante el evento Carrington muetran que la eyección de masa coronal de 1859 tardó bastante menos de 15 minutos en recorrer la distancia que hay desde el ACE hasta la Tierra. Por no contar, además, que ACE tiene ya once años y que sigue trabajando a pesar de haber superado el periodo de actividad para el que había sido diseñado. Algo que se nota en el funcionamiento, a veces defectuoso, de algunos de sus sensores, que se saturarían sin remedio ante un evento de esas proporciones. Y lo peor es que no existen planes para reemplazarlo.
        Para Daniel Baker, que formó parte de una comisión que hace ya tres años alertó de los problemas de este satélite, «no tener una estrategia para sustituirlo cuando deje de funcionar es una completa locura». De hecho, otros satélites de observación solar, como SOHO, no pueden proporcionarnos alertas tan inmediatas ni tan fiables como las de ACE. Para Baker y los demás investigadores que han elaborado el informe, el mundo probablemente no hará nada para prevenirnos de los efectos de una tormenta solar devastadora hasta que ésta, efectivamente, suceda.
        Algo que, según el informe, podría ocurrir mucho antes de lo que nadie imagina. La «tormenta solar perfecta», de hecho, podría tener lugar durante la primavera o el otoño de un año con alta actividad solar (como lo será 2012). Y es precisamente en esos periodos, cerca de los equinoccios, cuando serían más dañinas para nosotros, ya que es entonces cuando la orientación del campo magnético terrestre (el escudo que nos proteje de los vientos solares), es más vulnerable a los bombardeos de plasma solar.

        WALL STREET CERRÓ CON BAJA MODERADA TRAS RECORTAR CAÍDAS INICIALES POR AVANCE DEL DÓLAR

        El fuerte aumento en los pedidos de seguro por desempleo, los problemas de deuda de Grecia y su vinculación con bancos estadounidenses y una recuperación del dólar marcaron la jornada.

        POR JAIME CARO A. - 25/02/2010

        La Bolsa de Nueva York revirtió gran parte de las caídas registradas durante la sesión, que llevaron al Dowe Jones, el principal indicador neoyorquino a marcar mínimos de -1,7%. La recuperación se debió a un alza en el precio del dólar lo que mejoró el ánimo de entre los inversionistas y el precio de las materias primas. El resto de las bolsas en Europa y América Latina se vieron afectadas por los resultados de EEUU y cerraron con bajas excepto Brasil.

        En la mañana el mercado de Nueva York cayó estrepitosamente tras conocerse un alza en el desempleo semanal, los pedidos de solicitudes de subsidios por desempleo aumentaron a una tasa ajustada de 496.000 en la semana terminada el 20 de febrero, 22.000 más que el dato revisado a 474.000 en la semana anterior.

        Por otra parte, los temores de un posible defaut (impago de la deuda) en Grecia sonaron con fuerza entre los inversionistas a nivel mundial, provocando desconfianza y cautela en los mercados.

        Además, el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, dijo hoy ante el Congreso de EEUU que la Fed y la Comisión de Valores (SEC) están investigando la vinculación de los bancos de ese país "en cuerdos de derivados con Grecia que le permitieron al país europeo maquillar sus cifras de su deuda pública".

        El Dow Jones de los industriales bajó 53,13 unidades, un -0,51% hasta los 10.321,03 enteros, mientras el Standard & Poor´s 500 perdió 2,31 puntos, o un -0,21% en 1.103,17unidades. En tanto, el indicador del mercado tecnológico, Nasdaq Composite, retrocedió -0,08% hasta los 2.234,22 puntos. Los principales indicadores neoyorquinos mostraron bajas de cerca de 2% por algunos momentos en la sesión.

        BOLSAS MUNDIALES
        Europa se alineó con los resultados que se registraban en la media sesión de Wall Street y el FTSE300, indicador de las principales acciones del Viejo Continente, cayó -1,7%. Londres bajó 2,06%, el CAC 40 de París un -2,02%, mientras que el DAX de Alemania restó -1,48%. Madrid y Milán cedieron -1,25% y -2,36% respectivamente.

        En América Latina el panorama mejoró hacia el final de la sesión al igual que en EEUU. El Bovespa de Sao Paulo ganó 0,42%, tras haber caído -1,5% en la sesión. En México el IPC de la bolsa azteca bajó -0,41%, lejos de los 1,15%. En tanto el Merval de Buenos Aires retrocedió con fuerza un 3,51% arrastrado por el panorama internacional y problemas entre el Banco Central y el Gobierno de Cristina Fernández.

        En Chile el Ipsa de la Bolsa de Comercio de Santiago restó 0,71%, ubicándose en 3.787,71 puntos en una jornada que inició con el remate del 6,4% del las acciones de Lan que conservaba el presidente electo, Sebastán Piñera, las que fueron adjudicadas por un AFPs peruanas e inversionistas chilenos en US$375 millones.